18 Años de Sábado Viejo

 

Son 18 años que tiene ya en el aire, el programa musical SABADO VIEJO. Son 6 mil quinientos 70 días, que vienen a ser 157 mil 680 horas, lo que es 9 millones 460 mil 800 minutos, equivalentes a 567 millones 648 mil segundos, para disfrutar de la mejor música del recuerdo.

No solo boleros. Todo lo mejor de los diferentes géneros musicales. Salsa, rancheras, merengues, tangos, danzas, danzones, son, cumbias, poemas, baladas…deleite puro, para recordar ilusiones perdidas y vividas.

Un verdadero descanso de fin de semana. Una invitación al romanticismo, a tararear aquellas canciones que fueron y son deleites para nuestras vidas.

“Nuestras vidas que quizás un día, pudieron ser algo, hoy no valen ni siquiera un poco, ni siquiera nada” con todo, “contigo a la distancia, amada mía estoy”…

Canciones del ayer y del hoy eterno, que revolotean como inquietas mariposas en nuestra imaginación, al escucharlas.

SABADO VIEJO, para tardes soleadas, grises y de lluvias. En estas últimas se escucha como truenos a la distancia, la hermosa voz de la Silvestre, recordándonos que la tarde llora por nosotros.

SABADO VIEJO, para noches oscuras, sin Luna y sin estrellas ¡Qué importa! “Si tu eres mi Luna, mi estrella y mi Sol”.

SABADO VIEJO, en noches de plenilunio, donde no es el toro de Legido que enamorado le canta a la Luna sino, nosotros mismos que deseamos “escaparnos con la Vieja Luna, porque ella es quién sabe dónde está mi amor…vieja Luna que en la noche va”.

SABADO VIEJO, para esas tardes solas y tristes, en que la melancolía hace presa de nosotros al “enfermarnos el alma, cabizbajo y aborrecido de mi mismo porque no encuentro en mi camino tu dulce boca, tu dulce voz”. Panchito Riset, al cantar la llama “invierno cruel”.

SABADO VIEJO, para esos días alegres donde entre amigos, “chercha y tragos”, podemos cantar solos o en coro “Gracias a la Vida…que ha dado tanto”.

SABADO VIEJO, para todos y todas sin importar la condición anímica por la que atravesamos. “ahora que estoy sola, que me ahoga el llanto, casita de campo cuando junto a ti, volveré a soñar”.

Con las canciones de nuestro programa, soñamos. Soñamos por un mundo mejor con sus luces y sus sombras.

En este 18 Aniversario, lo dedicamos a dos empresarios radiales que creyeron en nosotros. Don Antonio Baduí y Don Waldo Musa.

A todos los empresarios y comerciantes, que nos favorecen con su publicidad. Y a todos ustedes que hacen como nosotros de SABADO VIEJO, su programa por excelencia.

A todos, gracias.

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*