Alternativas de Desarrollo

Los bomberos están en estos días, más calientes que los fuegos que apagan. Personas que llaman a los programas de radio o televisión, o emiten sus opiniones por las diferentes opciones que nos brindan las redes sociales, a muchos solo les ha faltado darles correazos a los bomberos.
Se critica su tardanza en llegar, su falta de coordinación en el accionar, el tiempo perdido entre la carga de agua para regresar al lugar del incendio y cien mil faltas. Unas razonables, otras descabelladas.
En esas críticas, se traen a colación el trabajo de bomberos de naciones desarrolladas, como si los de aquí trabajaran en las mismas condiciones que aquellos.
Después de todo, ¡Qué bueno, que se habla de los bomberos! Más ahora, que hay decenas de aspirantes a cargos municipales, para que formulen y viabilicen proyectos en beneficio de los apagafuego.
Desgraciadamente, pocos se pronuncian. ¿Por qué?
En relación al tiempo que media entre el llenado o reposición de agua y la vuelta al lugar del incendio, proponemos lo siguiente:
1-   Habilitar de manera permanente hasta donde esto sea posible, algunos hidrantes estratégicos en la ciudad, si es que existen.
2-   Ahora que se da a conocer la remodelación del Parque Regalado, debe contemplarse, la construcción de una cisterna de buena capacidad, para uso exclusivo de los bomberos.
3-   Reunirse los expertos y “expertos”, con mapa de la ciudad en manos o en la mesa, y considerar hacer lo mismo (construcción de una cisterna), en el parque Juan García, otra en terreno estratégico Liga Villa Progreso, otra a la entrada de Padre Granero, otra en la Liga Padre las Casas, y otra en al parquecito frente al hospital.
Así, ubicadas las mismas en lugares estratégicos de la ciudad, se evitaría la demora que existe en la actualidad, para reabastecer de agua los camiones de los bomberos ante un siniestro que lo amerite.
No “calentemos” tanto a los bomberos. Ellos, en los fuegos inhalan humo, se asfixian, se queman, se desmayan y también pueden resultar muertos. Dirijan sus fuegos a otros flancos, y a otros niveles.
 
Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*