Brooklyn da golpe a estafadores de inmigración

Nueva York

Aprovechándose de un par de inmigrantes indocumentados que anhelaban regularizar su estatus en el país, dos latinos residentes de la ciudad de Lebanon, Pensilvania, se valieron de falsas promesas para robarles miles de dólares.

Richard Gómez (44) y Marisol Mercado (43) presuntamente estafaron $8,000 a las víctimas hispanas residentes de Bushwick, entre el 18 de junio y el 23 de septiembre. La Fiscalía de Brooklyn reveló a El Diario que el fraude podría haber afectado a más víctimas y se espera que el arresto y la extradición desde Pensilvania de los acusados anime a otros afectados a denunciar.

La Policía de Lebanon reportó que los acusados fueron arrestados el 23 de octubre en la cuadra 700 de la calle Willow. Los supuestos estafadores permanecieron en la cárcel de esa ciudad hasta que la Fiscalía de Brooklyn logró su extradición.

“Los acusados fueron arrestados por cargos de hurto mayor y cargos por ser fugitivos de la justicia de la ciudad de Nueva York”, explicó la Policía de Lebanon en un comunicado.

Las autoridades neoyorquinas agradecieron la colaboración de la Policía Estatal de Pensilvania y del detective sargento John Hess, de la Policía de Lebanon.

Con la extradición el 9 de noviembre de Gómez y Mercado, quienes enfrentan ocho cargos de intento de hurto mayor en tercer grado y robo a gran escala en tercer grado en la Corte Suprema del Brooklyn, la Fiscalía de este condado asestó un duro golpe contra los fraudes de inmigración.

“Estos acusados ​​están imputados ​​de participar en un patrón de fraude para aprovecharse de algunos de los miembros más vulnerables de nuestra sociedad”, dijo en un comunicado el fiscal Ken Thompson.

Gómez encara otros tres cargos por suplantar a un oficial de policía. Según los fiscales, el acusado se presentó como  el  “Sargento Russo” del NYPD y con la ayuda de Marisol Mercado, supuestamente tomó el dinero de las víctimas a cambio de su asistencia para conseguirles una Green Card. El hombre también los embaucó asegurándoles que podía obtener una licencia de licor.

“Es particularmente preocupante que el acusado supuestamente incluso se hizo pasar por un agente de policía para llevar a cabo este plan para defraudar”, expresó Thompson. “Estoy comprometido en detener a los estafadores que buscan robar a los miembros de nuestras comunidades inmigrantes”.

Los supuestos estafadores enfrentarían una pena de hasta siete años de prisión de ser encontrados culpables. La próxima comparecencia de Gómez y Mercado en la corte está pautada para el 16 de diciembre.

Según la investigación, Gómez se acercó primero a sus víctimas pidiendo una donación en efectivo para el Departamento de Policía. Luego de recibir el dinero, el sujeto continuó la artimaña para convencerlos de a entregar más dinero a cambio de su ayuda con trámites en agencias de la ciudad.

En un caso, Gómez presuntamente obtuvo un préstamo de $2,100 con una de las víctimas, pero cuando devolvió el dinero, el cheque fue rechazado por falta de fondos.

La acusación también reclama que, en otro caso, Marisol Mercado llamó exigiendo $6,000 para corregir un supuesto problema con el papeleo de inmigración del esposo de la víctima. Presuntamente Gómez amenazó con la deportación si no pagaba.

El caso está siendo procesado por el fiscal asistente José Interiano de la Unidad de Fraude contra Inmigrantes de la Fiscalía de Brooklyn.

Las autoridades están pidiendo a los ciudadanos que podrían haber sido víctimas de Gómez y Mercado que se comuniquen a su línea contra el fraude al (718) 250-3333. También puede presentar una queja en línea.

Un problema común

La organizadora comunitaria Julissa Bisono, quien desde hace 15 años es parte de una campaña de educación contra el fraude en Se Hace Camino Nueva York, comentó que las estafas en inmigración muestran la desesperación de los inmigrantes indocumentados por un estatus legal.

La activista, quien colabora en la sede de la organización en Bushwick, dijo que los latinos son más propensos a sufrir fraudes de vivienda, trabajo, préstamos y crédito, lo que reflejaría las limitaciones que encara la comunidad por le negación de recursos como la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA) de ciudadanos estadounidenses y residentes legales.

“Los estafadores se valen de los sueño de una vida mejor para enganchar a sus víctimas, que comúnmente son las personas más necesitadas y vulnerables”, expresó Bisono. “La denuncia es la mejor arma para combatir este problema creciente. Los fraudes en inmigración son tan serios que incluso ponen al filo de la deportación a muchas de las víctimas”.

Evite convertirse en una víctima más

La Fiscalía de Brooklyn recomienda dudar de las ofertas de servicios de inmigración cuando:

  • Las empresas, organizaciones o individuos que se presentan a sí mismos como paralegales, notarios, especialistas de inmigración y funcionarios públicos que ofrecen asesoría legal a cambio de dinero.
  • Los individuos que cobran honorarios por patrocinar visas de trabajo.
  • Las personas que, haciéndose pasar por agentes encargados de hacer cumplir la ley o del Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE), garantizan su intervención con los trámites de documentos.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*