Bush inicia gira por Europa para fortalecer inminente candidatura presidencial

Washington.

La gira por Europa que inició este martes el exgobernador republicano por Florida, Jeb Bush, y su contratación de un latino para manejar su eventual campaña electoral, despejan dudas sobre si se lanzará o no a la contienda por la Casa Blanca en 2016.

Aunque sus asesores han querido mantener un velo de misterio sobre el anuncio que Bush realizara en Miami el proximo 15 de junio, la gira por Alemania, Polonia y Estonia son una clara señal de que sí buscará la candidatura presidencial del Partido Republicano. Además, Bush a contratado como director operacional de su eventual campana a Danny Diaz, un reconocido activista del Partido Republicano que ha trabajado para otros candidatos presidenciales en la última década, según indicó la cadena televisiva Fox News. Díaz, de 39 años, estará a cargo de las operaciones día a día de la incipiente campaña, mientras que David Kochel será nombrado principal estratega para construir las operaciones políticas en los estados clave que cuentan con votación por adelantado

Según dijo a la prensa Tim Miller, quien fue escogido como director de comunicaciones de la campaña, Bush se propone construir un “equipo talentoso y estratégico para asegurar que los votantes escuchen su mensaje de restablecer la oportunidad económica y el ascenso (social)” en el país.

Midiendo fuerzas en la arena internacional

Antes de su anuncio oficial la próxima semana, Bush ha emprendido una gira por Europa para fortalecer su expediente en la arena internacional, como parte de una estrategia similar que hizo en 2012 el candidato presidencial republicano, Mitt Romney.

Una asesora de Bush, que pidió el anonimato, dijo hoy a este diario que Bush escogió Alemania, Polonia y Estonia porque éstos y otros países del centro y este de Europa han jugado un papel clave en la transformación de ese continente y en una mayor cooperación transatlántica.En el marco de esa gira, Bush se reunirá con líderes gubernamentales, cívicos y empresarialees, con la meta de fomentar el fortalecimiento de las relaciones entre Europa y EEUU para responder a las “amenazas comúnes”, desde la agresión rusa en Ucrania hasta el combate contra grupos extremistas como ISIL, explicó.Además, promoverá los beneficios de un eventual acuerdo comercial transpacífico y la urgencia de que el Congreso lo apruebe.

La asesora destacó que Bush no es ajeno a asuntos internacionales, ya que como gobernador mantuvo estrechos vínculos con México, y lideró más de 15 misiones comerciales y políticas a Afganistán, el Reino Unido, España, y prácticamente todo el continente americano.Tras completar su segundo término como gobernador, Bush ha hecho 89 visitas a 22 países en todos los continentes.

¿Flanco débil?

Bush no es el primer precandidato presidencial en viajar al exterior para afianzar sus credenciales dentro de EEUU, pero otros rivales republicanos en la contienda, particularmente líderes del Senado, lo aventajan en la arena internacional.

Los analistas recuerdan cómo, en 2012, Romney fue fuertemente criticado por sus “meteduras de pata” cuando cuestionó los preparativos para las olimpiadas en Londres, y suscitó la repulsa de líderes palestinos al aparentemente defender la ocupación israelí en Cisjordania y la Franja de Gaza.El riesgo es que Bush diga algo indebido o que aborde incorretamente asuntos de gran sensibilidad internacional, como la seguridad europea o el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a la canciller alemana, Angela Merkel, según observadores.“Estas meteduras de pata suelen suceder porque es difícil entender los matices de las audiencias en el exterior para personas que se han concentrado todo el tiempo en la política dentro de EEUU”, dijo a la cadena televisiva MSNBC Jeremy Shapiro, analista de la conservadora Institución Brookings.Lea también:De cara al apoyo de sus base, Bush también afronta un estancamiento en las encuestas frente a otros rivales republicanos, y el recelo de sectores ultraconservadores por su apoyo a una reforma migratoria. Según un promedio de encuestas reciente del grupo Real Clear Politics, realizado entre el 26 de abril y el 31 de mayo pasados, la precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton aventaja a Bush con el 47,6% de la intención del voto, frente al 42.4% que tiene el exgobernador.

fuente:eldiariony.com
Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*