Bush y Kasich atacan a Trump por plan de deportación masiva

Los precandidatos Jeb Bush y John Kasich desafiaron, en el debate de los republicanos de este martes en Milwakee, la idea de las deportaciones masivas de inmigrantes promovida por el magnate Donald Trump, al tiempo que Bush defendió la necesidad de tener un “plan práctico” para lograr un estatus legal ganado para millones de indocumentados.

El intercambio ocurrio en la primera parte del debate, luego que la moderadora le preguntó a Donald Trump qué opinaba sobre la decisión del Tribunal Supremo del Quinto Circuito contra la acción ejecutiva del Presidente Obama.

Trump, con su característica forma hiperbólica de hablar, dijo que la del tribunal fue una decisión “fantástica”, que lo hizo personalmente “muy feliz”.

“Fue increíble”, dijo Trump. “No hemos tenido suficientes decisiones como esas, de hecho los tribunales han estado en contra nuestra, pero tenemos que parar la inmigracion ilegal porque nos daña economicamente y desde cada punto de vista, sobre todo por el tema de las drogas y lo que hace en nuestras zonas pobres”.

Agregó que “construiremos el muro fronterizo y si piensan que no funcionan los muros, pregúntenle a Israel”.

John Kasich, gobernador del estado de Ohio, pidió la palabra a continuación, iniciando el ataque contra Trump.

“En 1986 Ronald Reagan dijo que millones de inmigrantes sin papeles podían quedarse, pero no hicimos un muro ni controlamos la frontera”, dijo Kasich. “Es verdad que tenemos que controlarla, pero si alguien aquí piensa que vamos a enviar a 11 millones de personas que son respetuosas de las leyes, buscarlas en sus casas y deportarlas, sin pensar en sus familias e hijos, estan muy equivocados”.

Trump se defendió atacando la gestión de Kasich en Ohio y luego citó las deportaciones masivas de la época del presidente Ike Eisenhower y su “Operación espaldas mojadas” como ejemplo de lo que se puede hacer. “Ike deportó a un millón y medio de personas y nunca volvieron”, dijo Trump.

A continuación, Jeb Bush retó a Trump indicando que una deportación masiva de inmigrantes “está contra los valores de nuestro país y creo que en estos momentos en la campaña de Clinton se están felicitando unos a otros… necesitamos un plan más práctico de cómo resolver este asunto, como dar un estatus legal ganado y apropiado para los indocumentados”.

John Kasich (L-R) y Jeb Bush al momento de entrar en el recinto del debate. John Kasich (L-R) y Jeb Bush al momento de entrar en el recinto del debate.
El intercambio fue la primera vez que Bush habló con fuerza en uno de los debates, defendiendo su postura de la legalización de indocumentados.

Lea también: Las frases del debate republicano

El resto del debate estuvo dominado por temas económicos, planes de impuestos y discusiones sobre la necesidad de castigar los excesos de Wall Street, en particular una discusión entre Kasich y Ted Cruz, cuando este último dijo que hubiera dejado que el Banco de America se fuera a pique durante la crisis financiera en vez de sostenerlo con fondos públicos.

Cruz enfatizó varias veces su propuesta de un impuesto plano de 10% para individuos que ganen más de 40,000 dólares al año y la eliminación de impuestos de nómina y de varias de las carteras ministeriales del presidente, incluyendo comercio, energía y vivienda.

Otro momento interesante del debate ocurrió cuando Rand Paul desafió a Marco Rubio respecto a su propuesta de invertir un trillón de dólares en gasto militar.

“No creo que sea conservador, especialmente desde el punto de vista fiscal, el gastar esa cantidad de dinero en la fuerza militar”, dijo Paul.

Rubio contestó que era necesario que Estados Unidos siguiera siendo “el país más poderoso militarmente del mundo”.

“Hay jihadistas que están decapitando gente y crucificando cristianos”, dijo Rubio.”Necesitamos esa fuerza militar”.

Paul contestó que “mientras más nos endeudamos menos seguros estamos, gastamos más en lo militar que los siguientes diez países combinados”.

Por su lado Ben Carson, el médico retirado que esta cabeza a cabeza con Donald Trump en las encuestas de la primaria republicana, dijo que se oponía a un aumento del salario mínimo porque “se pierden trabajos e impide que la gente entre al mercado laboral”.

Carly Fiorina reiteró que pensaba eliminar la reforma de salud “Obamacare” porque “no sirve para nada ni ha ayudado a nadie”.

“Tiene miles de páginas, nadie la ha podido leer, solo los abogad0s de las grandes corporaciones”, dijo Fiorina.

El debate fue patrocinado por Fox Business news pero no se ciñó a temas económicos o financieros.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*