Conductores latinos logran doble victoria contra policía de Suffolk

NUEVA YORK

Más de 20 conductores latinos, que fueron víctimas de policías delcondado de Suffolk (SCPD) en Long Island durante la última década, se anotaron una doble victoria judicial luego que una corte les permitiera formular sus denuncias en forma anónima considerando que podrían ser objeto de futuras represalias.

Asimismo, estos conductores tendrán la oportunidad de revelar – con sus alegatos – el perfil racial, amenazas y falta de servicios de los uniformados, según se anunció el jueves en el dictamen del juez federal Arthur D. Spatt.

“La decisión es muy razonable y permite que nuestros clientes se preparen para el juicio sin temor a represalias”, dijo Nancy Trasande, de LatinoJustice PRLDEF, que representa a las víctimas. “Nuestros clientes temían que al ser identificados públicamente en el juicio serían objeto de amenazas”.

Un equipo de cinco abogados de la firma Shearman & Sterling también asesora gratuitamente a los demandantes.

Spatt halló que el temor de los conductores a posibles represalias era razonable. “Los demandantes como latinos representan un interés de minoría desafiando una política gubernamental y, por tanto, la corte considera de interés público la reivindicación de sus derechos”.

Durante dos décadas, LatinoJustice PRLDEF (LJP) ha trabajado activamente para proteger a los latinos de éstos y otros abusos por parte de la policia y de las autoridades de Inmigración (ICE) de Long Island haciendo que el Departamento de Justicia (DOJ) investigue las políticas discriminatorias del SCPD.

En el 2010, LJP encabezó exitosamente una demanda que detuvo una práctica de ICE a nivel nacional de conducir redadas nocturnas en las que los agentes de inmigración podían sacar a cualquier persona de su casa y ponerlo bajo custodia, aunque no hubiera una orden de arresto en su contra.

“Durante mucho tiempo, la policía de Long Island ha tratado a los latinos como si ellos no tuvieran derechos, entrando por la fuerza a sus hogares, sin que estén investigando crímenes contra ellos, deteniéndolos en las carreteras por el simple hecho de ser latinos, y ahora robándoles durante sus horas de servicio”, dijo Foster Maer, abogado de LJP que ha trabajado en esos casos iniciales. “LJP y sus aliados intentan eliminar la política enfocada racialmente en el condado Suffolk. Tanto negros como latinos merecen una fuerza policial que les dé servicio, no que abuse de ellos”.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*