Confirmado: Es pollo, no rata, asegura KFC

La cadena de comida rápida estadounidense Kentucky Fried Chicken, se defendió después de que un hombre en Los Ángeles, California, publicó una fotografía en su cuenta de la red social Facebook, afirmando que la pieza de pollo que havia encargado era en realidad una rata.

La empresa aseguró que un laboratorio independiente confirmó que nunca vendió rata frita e indicó que todo se trató de un pedazo de pollo con una “forma rara”.

La semana pasada, Devorise Nixon, un guardia de seguridad pidió una orden de tres piezas de pollo en un restaurante KFC en Los Ángeles, pero detalló que cuando mordió un pedazo “fue muy desagradable”.

Nixon, el hombre le tomo una foto y la publico en Facebook. El supuesto roedor lo guardó en su refrigerador. La imagen de la pieza en forma de roedor rápidamente se volvió viral en las redes.

“Nuestras piezas de pollo varían de tamaño y forma y actualmente no tenemos evidencia para afirmar que se trate de un roedor”, dijo KFC a través de un comunicado al desmentir el suceso.

Además, la cadena de restaurantes de comida rápida decidió hacer una prueba gratuita en un laboratorio independiente para llegar a la conclusión de que era pollo.

“El producto ahora ha sido examinado por un laboratorio independiente, que confirmó que es definitivamente un pedazo de pollo, como siempre lo supimos”, indicó Rodrigo Coronel, portavoz de KFC.

HISTORIA VIRAL DE LA SUPUESTA RATA

Devorise Dixon, un joven de 25 años de edad quien originó la polémica, quedó estupefacto al empezar a comer las piezas de pollo dentro de la caja de la cadena de comida rápida y colgó el pasado 11 de junio una imagen en su cuenta de lo que parece un roedor frito.

La imagen muestra un trozo de carne con cierto parecido a una rata, y con lo que parece una cola también frita.

Tras el incidente con el pollo comprado en una tienda de la localidad de Wilmington, California, Dixon notificó a través de Facebook al gerente de la sucursal: “Tan pronto como mordí y noté que era duro y gomoso, decidí observarlo. Al verlo me di cuenta de que tenía forma de rata y tenía cola”.

El usuario de Facebook compartió la imagen y desde entonces se ha viralizado.
En una radio local, el desgraciado protagonista afirmó que notó un gusto “desagradable” y llevó la pieza a la tienda para mostrarla. La encargada “también se asustó y confirmó definitivamente que era una rata”, tras lo que le ofreció comida gratis, aunque Devorise rehusó la oferta.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*