Cuomo encarga al Fiscal de NY de casos de abuso policial

Mientras no se apaga el debate nacional de la falta de poder judicial para responsabilizar a los oficiales de policía por la muerte de civiles desarmados, las cosas parecen cambiar en el estado de Nueva York donde el gobernador Andrew Cuomo le concedió el martes poderes especiales por un año al Fiscal General Eric Schneiderman para que se encargue de tales investigaciones.

La decisión ocurre casi un año después de que Eric Garner muriera estrangulado mientras era arrestado en Staten Island y ningún oficial fuera enjuiciado. Muchos críticos presionaron para quitar de las manos tales casos de las fiscalías de los condados con el argumento de que no tenían la distancia profesional para conducirlos.

El Fiscal dijo a través de un comunicado de prensa obtenido por El Diario que su oficina se encargará de los casos con el más alto nivel de atención e independencia, “mientras continuamos trabajando con los legisladores, abogados, expertos y colegas fiscales en una solución legislativa a largo plazo a este asunto crítico para la ley y las políticas judiciales”.

Schneiderman  agregó que debían redoblar sus esfuerzos para fortalecer los vínculos entre las comunidades y los agentes de la policía y “los fiscales que se dedican de manera honorable de protección pública”.

El gobernador consideró que la medida no era la alternativa perfecta, “pero que era lo mejor en este momento mientras se trabaja en legislación al respecto para el próximo año.

También la Defensora del Pueblo Letitia James y otros legisladores presionaron por la elección de fiscales especiales. Otras celebridades afroamericanas como Russell Simmons, Common y Jay Z hablaron del tema con el gobernador.

Entre 1972 y 1990 el estado de Nueva York contó con fiscales especiales para investigar los casos de corrupción policial en el NYPD.

Algunos fiscales consideran que usurpa un rol que ellos han desempeñado con justicia y honor.

Daniel Donovan, el ex fiscal de Staten Island que llevó el caso de Garner y ahora es representante al Congreso en Washington, dijo en una nota publicada por la agencia AP que  sigue considerando que los fiscales deberían manejar tales casos a menos que hubiera conflicto de interés.

A diferencia de Nueva York, fiscales en Baltimore y North Charleston, South Carolina, manejaron recientemente casos que terminaron en acusaciones contra dos oficiales en dos casos sonados de violencia policial.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*