Dónde irán más de 30 mil pacientes de salud mental de las clínicas en problemas en North Philly?

Philadelphia, PA: Community Behavioral Health de Philadelphia (CBH)  ha iniciado una amplia investigación  sobre irregularidades en el manejo de  las clínicas de salud mental, especialmente las que están  ubicadas en el Norte de Philadelphia, en el Distrito 197. En este perímetro hay un total de 19 clínicas de salud mental, de las cuales, 11 pertenecen a la comunidad hispana. De estos 11 centros latinos, 6 podrían  estar bajo una investigación federal, que incluye posible fraude al Medicaid, de acuerdo a informaciones obtenidas  por este periódico de fuentes de entero crédito.

Las 6 instituciones hispanas  con supuestos  problemas o bajo investigación, hay alrededor de 30  mil pacientes que podrían ser  afectados directamente. Esto supone un enorme problema para esas familias, la comunidad y salud pública que impactará directamente sobre una comunidad de alrededor de 187 mil habitantes.

El periódico El Faro Latino entiende el rol de las autoridades de velar por el buen funcionamiento de esas instituciones y no pretende colocarse del lado de aquellos que hayan violado las normas y procedimientos o que violen las leyes que regulan el sistema de salud mental;  pero sí esperamos una investigación justa y apegada a los procedimientos legales, en la que no se vulneren derechos a nadie por asuntos étnicos o de una comunidad en sentido general.

Lo que nos preocupa como medio de comunicación es la suerte que correrán más de 30 mil pacientes que podrían quedar desprotegidos, sin medicamentos y fuera de los programas de psicoterapias.  O en el peor de los casos,  ser reubicados en otros centros no bilingües.

La asistencia en español a esos pacientes no puede ser sustituida, el dominio del idioma  y la cultura,  son determinantes para los pacientes que no hablan ingles.

El número de personas que podrían quedar sin trabajo pasaría  de los 400, para un impacto de unas 500 familias directamente.

Esto  vendría a sumarse a una alta tasa de desempleo que hoy afecta a la comunidad hispana de Philadelphia. Antes del cierre,  se deben ponderar estos factores y cómo esto impactará en el diario vivir de toda una comunidad. Las medidas podrían afectar directamente   un poco más  de 30 mil pacientes.

Las medidas podrían afectar directamente   un poco más  de 30 mil pacientes que podrían ser redistribuidos en otras instituciones de salud mental no bilingües, si esto sucediera, se  interrumpiría el equilibrio de la comunicación pacientes-terapistas, llevándose también los vínculos culturales, muy importantes.

Lo ideal es que no cierren ninguna institución, pero si las autoridades en cumplimiento de requisitos legales, llegaran a clausurar alguna clínica  de salud mental, entonces deben ponderar una redistribución de esos pacientes entre otros centros hispanos cualificados  y sin problemas legales, no referirlos a clínicas totalmente en idioma ingles, con poco conocimiento de la cultura hispana.

Consulta al Sector político

Al ser consultada por este periódico, la Representante Estatal por el Distrito 197,  Leslie Acosta,  expresó: “Todos saben que mi oficina está ahí para ayudar, no sólo a las clínicas de salud mental, sino a todos los negocios que están en mi Distrito”. Dijo vía telefónica, para luego agregar: “Todo lo que esté  a mi alcance para que los centros de salud mental de nuestra comunidad sigan funcionando correctamente, lo haré. Ahora, aquellos centros que pudieran estar bajo alguna investigación federal o bajo cualquier problema legal, deben hacer los correctivos de lugar y defenderse en los tribunales, porque ya eso está fuera de mi jurisdicción.

 

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*