El Bronx rechaza plan de vivienda asequible de De Blasio

NUEVA YORK

Cuesta arriba se está poniendo el camino para el alcalde Bill de Blasio y su meta de crear o conservar 200,000 viviendas asequibles en una década. El último golpe lo sufrió este jueves, luego de que la Junta del Condado de El Bronx rechazara por 19 votos en contra y una abstención la propuesta de cambios a la ley de zonificación y la propuesta de vivienda inclusiva obligatoria.

Las principales críticas hechas a las normas propuestas por la Alcaldía fueron que éstas no se adaptaban a las necesidades particulares de El Bronx. “No sólo el sistema de ‘una talla sirve para todos’ fue rechazado en nuestro voto. Con esto decimos que tenemos que tomar un paso atrás y disminuir la velocidad del proceso, para poder escuchar a la comunidad”, comentó el presidente del condado, Rubén Díaz Jr.
Las juntas comunitarias manifestaron numerosas críticas a la nueva ley de zonificación, incluyendo que ésta fuera un sistema único para toda la ciudad, el aumento de las alturas de edificios y que se limitara la cantidad de nuevos estacionamientos. “Nuestro barrio ya sufre por la poca disponibilidad de estacionamientos para nuestros residentes”, dijo Adelaine Walker Santiago, de la Junta Comunitaria 7. “Además, las propuestas no propusieron mejoras en nuestra infraestructura”.

A su vez, también se rechazó una segunda norma, la ley de vivienda inclusiva obligatoria. “La fórmula para calcular el ingreso promedio y la subsecuente renta para estos nuevos edificios no va a la par de los ingresos de esta junta comunitaria”, comentó Walker Santiago. “Una fórmula para toda la ciudad no funciona para cualquier vecindario”.

El rechazo de El Bronx se sumó al de Queens al comienzo de la semana. “La meta de 200,000 unidades de vivienda en la Ciudad de Nueva York es una meta noble y extremadamente ambiciosa”, dijo Rubén Díaz Jr. “Me gustaría seguir trabajando con el alcalde, y creo que todos lo queremos, pero cuando se hace en una forma que causa esta preocupación (…), le sugeriría al alcalde que escuche las voces de mi condado”.

En la Alcaldía explicaron que aprecian este proceso de entrega de opiniones por parte de la comunidad, pero enfatizaron que Nueva York necesita estas medidas. “No nos confundamos, estamos en una crisis de vivienda asequible y estas políticas son herramientas fundamentales para confrontarla”, indicó el vocero del alcalde, Wiley Norvell. “Sin estas políticas, las nuevas rezonificaciones podrían no requerir vivienda asequible, y continuaríamos viendo sólo desarrollos de lujo en muchas partes de la ciudad”.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*