Exigen claridad sobre casos de indisciplina escolar

Una mayor transparencia en la información sobre las razones por las cuales un estudiante es suspendido o llevado a un hospital tras un incidente de indisciplina, así como acceso más fácil a esa infección, están exigiendo padres de las escuelas públicas de la ciudad, que esperan que el Concejo Municipal apruebe una serie de enmiendas al Acta de Seguridad del Estudiante.

Con estas enmiendas, que serán votadas hoy, se exigirá al Departamento de Educación (DOE) y al Departamento de Policía (NYPD) divulgar en sus sitios web información más completa referente a suspensiones, arrestos y citaciones de alumnos.

Actualmente el DEO sólo publica información limitada sobre algunas suspensiones  y no ofrece detalles específicos cuando un alumno es trasladado por paramédicos a un hospital. Con los cambios a la ley, el DOE tendría que informar al público sobre todas las suspensiones y, en un máximo de cuatro días, explicar cuál fue el criterio de un docente para expulsar a un alumno, y las causas por las cuales un  estudiante fue transportado de la escuela a un hospital por los servicios médicos de emergencia.

Dawn Yuster, directora del Proyecto de Justicia Escolar de la organización Activistas por los Niños de Nueva York, destacó que estudiantes con problemas de comportamiento son usualmente enviados a un hospital cuando la situación pudo ser controlada por los administradores de la escuela.

“Es una medida exagerada que asusta al estudiante y lo hace vulnerable”, apuntó Yuster. “Hemos visto con demasiada frecuencia la expulsión de estudiantes en lugar de que las escuelas se preocupen por enseñarles habilidades sociales y emocionales”.

La activista agregó que las agencias de la Ciudad “deben rendir cuentas por lo que hicieron mal y ayudar a reparar el daño”.

El Acta de Seguridad del Estudiantes, aprobada en 2011, ordena que el NYPD divulgue las cifras de arrestos y citaciones emitidas en las escuelas públicas, pero únicamente si fueron formuladas por agentes de seguridad escolar y policías contratados por la División de Seguridad Escolar.

Cambios en el NYPD

Las enmiendas cierran esa laguna al requerir un informe detallado de todos los arrestos y citaciones emitidas por autoridades policiales en la propiedad escolar, incluyendo los de la patrulla regular y oficiales de los cuarteles.  El NYPD también estaría obligado a reportar el uso de esposas y detector de metales en las escuelas de la ciudad.

“El análisis de los casos de expulsión y arresto nos llevó a notar una disparidad racial preocupante y otros patrones que requerían cambios en la política y la práctica”, expresó Kim Sweet, directora de Activistas por los Niños de Nueva York. Por décadas, la organización ha representado a cientos de estudiantes en sus procesos de suspensión.

Sweet destacó que la mayoría de alumnos ‘sobredisciplinados’ son latinos y afroamericanos. Por ello, las enmiendas limitarían al DOE en su capacidad para mantener en reserva las cifras de suspensiones y expulsiones, sin que esto sacrifique la privacidad de los estudiantes.

El puertorriqueño Augusto Morales (48), residente de El Barrio y padre de un estudiante de secundaria, comentó que las escuelas públicas optan por la expulsión como la ‘vía más fácil’ cuando un chico tiene problemas de comportamiento.

“Los muchachos son difíciles por naturaleza. A esa edad necesitan guía, no esposas”, sostuvo. “Los padres tenemos que saber qué está haciendo la Cuidad con nuestros hijos y cómo los está tratando”.

La joven Christine Rodríguez, de Se Hace Camino Nueva York y miembro del Equipo de Trabajo de Ambiente Escolar y Disciplina del Alcalde, dijo que la votación de hoy pondrá fin al ‘sistema casi carcelario’ en las escuelas públicas.

Nueva disciplina escolar

Los concejales Vanessa L. Gibson y Corey Johnson presentaron las enmiendas al Concejo Municipal a través de su propuesta de ley Int. 730. Los funcionarios expresaron su confianza en que el proyecto legislativo será aprobado y celebraron la reciente inversión de $2.4 millones por parte de la Ciudad para una iniciativa de justicia restaurativa que marcará el inicio del nuevo enfoque de la disciplina escolar.

Jason Fink, portavoz del DOE, dijo que para ésta agencia es esencial que los estudiantes se sientan seguros y apoyados en sus escuelas.

“El DOE ya ha promulgado reformas importantes para mejorar el ambiente escolar, la capacitación del personal en los enfoques restaurativos y el manejo de problemas de comportamiento, cambio en los protocolos para llamar al 911, la reducción de suspensiones y muchas otras medidas dirigidas a reducir los conflictos”, aseguró Fink.

Minorías las más afectadas

El Acta de Seguridad del Estudiante fue el resultado de una campaña de cuatro años emprendida por una coalición de organizaciones, a raíz de un análisis de cifras que demostraron disparidades raciales extremas dentro del sistema de justicia y la educación juvenil.

  • De acuerdo con New York Civil Liberties Union (NYCLU), en el año escolar 2011-2012, más del 95% de los arrestos que ocurrieron en las escuelas fueron de estudiantes afroamericanos y latinos. Para ese periodo, los estudiantes afroamericanos representaron cerca del 30% de la matrícula escolar en la ciudad, pero más del 50% de las suspensiones.
  • En el año escolar 2013-2014 (las cifras más recientes) ocurrieron 775 arrestos y citaciones –unas 4 por día- incluyendo los cursos de verano. Según NYCLU, en total se registraron 210 días de suspensión en secundaria y 206 en la escuela intermedia en un periodo de 12 meses.
  • El 66% de los arrestados fueron estudiantes varones, la mayoría afroamericanos (58.3%) y latinos (36.0%), y el condado de El Bronx ocupó la cifra más alta con el 30.7%, seguido por Brooklyn (21.9%) y Manhattan (11.3%).
  • El patrón se repite en las suspensiones. El 77.3% fueron varones y El Bronx ocupó el número más alto con el 60.4% seguido por Brooklyn con el 22.0% y Manhattan con el 10.2%.
  • Para el año escolar 2013-2014, la matrícula de estudiantes varones afroamericanos en la ciudad fue del 29%. Los latinos ocuparon el 40%.

Para más información puede visitar http://www.nyclu.org/files/ssa_factsheet_2015_Q2.pdf

El DOE difiere de las cifras de NYCLU. Según la agencia, del año escolar 2011-2012 al 2014-2015 se redujeron las suspensiones en un 36%.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*