Graterford Prision, un cementerio de hombres vivos en las montañas de Pennsylvania

“La Representante Estatal, Leslie  Acosta, paso a paso con los problemas que afectan su comunidad”

Por Esteban Cabrera

Schwenksville, PA: La prisión estatal de Graterford, considerada de máxima seguridad,  fue fundada  en 1929,  desde entonces ha borrado la vida de cientos de miles de hombres. Es un cementerio de hombres vivos. Después de entrar allí, nada será igual, es la línea divisora entre la libertad y muchas veces el confinamiento eterno. “Cuando entras aquí, tu alma muere”. Me confiesa un prisionero condenado a cadena perpetua.

Fuimos invitados por la Honorable Representante Estatal  Leslie Acosta, quien recibe múltiples cartas de  confinados en diversas cárceles del estado, pidiéndole ayuda. Generosamente, Acosta contesta a todas esas cartas y lleva una agenda para  hacer visitas oficiales a las prisiones.

Esto es otro mundo, las 4 paredes de cada celda han absorbido la solemnidad y  dejado impregnado un olor a temor, a libertad cercenada, todo reducido a un micro mundo, donde sólo se escucha lo inefable, donde los grandes sentimientos enmudecen…allí, donde los sueños se derrumban dentro de cada quien.

En Graterford Prision hay programas dereinserción, gimnasios, instalaciones deportivas, talleres para hacer uniformes, botas y zapatos, barberías, anfiteatro, bibliotecas, comedores, salones de clases, canchas y un  ring de boxeo, allí se levanta un mural en honor a Floyd Mayweather, el campeón mundial,  quien estuvo confinado en esta prisión.

Tres prisioneros esperaban por la Rep. Leslie Acosta, uno condenado a vida desde los 16 años de edad y con 30 adentro. El segundo condenado a vida con 25 preso y el tercero recibió 65 para cien años, todos por homicidios y de origen hispano. Lo más lamentable, caídos entre los 16 y 21 años de edad.

El primero, tiene una oportunidad mayor,  ya que la Corte Suprema está en espera de una decisión que podría reabrir y revisar el caso de todos los menores de edad que fueron condenados a cadena perpetua.

Los demás sólo puede optar por el indulto del gobernador del estado

pero desde 1965 en Pennsylvania no se indulta a un latino. Es obvio que parece haber prejuicios raciales. Es por ello, Leslie Acosta ha convocado una reunión con el gobernador Tom Wof  para, entre otras cosas,  tratar el tema.

Violaciones sexuales

Otro prisionero hispano, que no identificaré, me confesó que las violaciones sexuales dentro de las prisiones son muy frecuentes y que ha visto múltiples muchachos entrar en profundas depresiones después de ser abusados por otros prisioneros o por personal de seguridad. Muchos de ellos se suicidan.

Talleres de hambre dentro de  la presión Graterford y mala alimentación

En los talleres construidos dentro  de esta prisión, los confinados  son obligados a trabajar 8 horas diario durante 6 días de la semana  por salarios humillantes que van desde 24 a 49 centavos la hora para un promedio de 50 a 57 dólares al mes. Hay una población de 3, 200 prisioneros y una pésima alimentación.

Diana Woodside Prsion Representante Leslie Acosta

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*