Halloween fatal: Automóvil arrolla multitud en El Bronx

Una calle de El Bronx se convirtió en una verdadera pesadilla la tarde del sábado cuando se celebraba el Halloween. Un automóvil se estrelló contra un grupo de personas disfrazadas y mató a tres, entre ellas a un abuelo hispano y su nieta de 10 años.

El trágico suceso ocurrió sobre las 4:50 p.m. en las inmediaciones de la avenida Morris Park y su intersección con la avenida Bogart . Según las autoridades, un grupo de adultos y niños que portaban sus canastas en forma de calabaza -para recoger sus dulces- fueron atropellados por un carro Dodge que perdió el control y se fue a incrustar a toda velocidad en la verja de una de las residencias del lugar.

La escena fue  horripilante para vecinos del sector.  Kristina DeJesús dijo al Daily News que vio“partido por la mitad”.

Igualmente recordó que “había una chica joven en el lado del coche. Ella estaba como queriendo decir ¿Puede alguien ayudarme?. Yo le gritaba, hagas lo que hagas, no te muevas”, dijo la mujer que trabaja como asistente administrativa en un hospital. “No tuve tiempo de llorar … ni de reaccionar”, agregó. “Mi cuerpo solo quería prestar ayuda” .

Luis Pérez, un veterano del ejército y jubilado de 65 años, quien fue honrado con la distinción  Corazón Púrpura por su servicio en Vietnam, sufrió un traumatismo craneoencefálico severo y fue declarado muerto en la escena, dijo la policía.

“Fue el mejor abuelo del mundo. Recogía a sus nietas todos los días de la escuela, les daba de comer y cuidaba”, dijo su desconsolada esposa Miriam Pérez al mencionado medio local. “Era muy querido por todos. Lo adoraban. Lo vamos a extrañar muchísimo”.

La nieta de Pérez, Nyanna Aquil de 10 años, que iba disfrazada como una gata gris con la nariz y bigotes pintados, fue trasladada de urgencia al Hospital Jacobi, pero sufrió una hemorragia interna y un traumatismo en el cráneo que le produjo la muerte.

La hermana de tres años de Nyanna, Jasmina, sufrió una lesión en el cuello pero su vida no corre peligro, según dijeron sus familiares al Daily News.

“Era la mejor hija del mundo. Ella nunca me dio ningún problema. Le encantaba bailar. Ella quería ser una bailarina o una estrella de Disney. Ella era una hermosa, hermosa niña “, dijo Natalia Pérez, de 37 años y madre de la pequeña.

“Todo fue porque mi padre quería llevar a mis niñas para una segunda ronda de pedir dulces”, añadió. “¿No es una locura? Yo ya había llevado a las niñas antes”.

Otra hija, de 8 años, Sanaya, salió ilesa gracias a la valentía de su abuelo. “Ella dijo que su abuelo le salvó, él la empujó fuera del camino”, dijo Pérez.

Kristian Leka, un albanés de 24 años, que estaba observando a su hermana pequeña Fiona, de 10 años, también fue transportado al Hospital Jacobi, donde fue declarado muerto.

Momentos antes de que el coche chocara contra ellos, Leka alcanzó a empujar a su hermana para ponerla a salvo, dijeron testigos y familiares.

“El coche se acercó muy rápido y él la empujó fuera del camino,” relató el tío de Leka, Lulsh Kanaj, de 64 años, al Daily News en el hospital.

“Él la salvó. El coche lo golpeó y se fue contra el muro. Su cabeza fue aplastada. No sé lo que causó que el conductor hiciera esto”.

La hermana pequeña de Leka sufrió una fractura en el brazo, dijo Kanaj.

Otra mujer de 21 años de edad, Greata Leka resultó herida.

Hasta el momento las autoridades informaron que el conductor del vehículo -un dodge Charger 2011- que ocasionó este lamentable suceso, es un hombre de 52 años, que se encuentra en un hospital de la zona y bajo investigación.

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*