Llega el árbol de Navidad al Rockefeller Center de NYC

famoso árbol se iluminará el próximo día 2 de diciembre por la tarde, una ceremonia que los ciudadanos neoyorquinos celebran desde el año 1933 y que da el pistoletazo de salida a las fiestas navideñas en la ciudad.

La ceremonia de encendido de luces es una de las tradiciones más famosas de la Gran Manzana y cada año cuenta con un concierto gratuito al que acuden miles a corear canciones de Navidad.

En 2014, dos grandes divas del pop estadounidense, Mariah Carey y Lady Gaga, animaron a más de mil entusiastas como parte de la ceremonia, aunque este año los artistas encargados del entretenimiento aún no se han confirmado.

Ahora está el árbol sin decorar y no sé cómo quedará, pero es interesante ver toda la ceremonia alrededor de este gran acontecimiento”, dijo a Efe Constanza, turista chilena que ha venido a pasar unos días por la ciudad.

El gigantesco pino se taló el pasado 4 de noviembre en una finca particular del condado de Ulster, al norte del estado de Nueva York, y un tráiler de hasta 115 pies (unos 35 metros) de longitud lo transportó hasta el Rockefeller Center, donde ha llegado a primera hora de este viernes.

El árbol tiene el nuevo récord de ser el más alto instalado en el sitio: alcanza unos 78 pies (24 metros de altura) y tiene 47 pies (unos 14 metros) de diámetro, según informaron fuentes del propio Rockefeller Center.

Gabriel, otro turista que fue a ver el árbol, cuenta que “es muy estadounidense” que el árbol más famoso de la Navidad se instale en Rockefeller Center, la que dice es “la cuna del capitalismo”.

La instalación de este gran árbol supone cada año todo un espectáculo para los turistas que se encuentran en Nueva York.

“Vi como el pino llegaba anoche en un gran camión que iba escoltado por la policía mientras sonaban las alarmas, parecía que venía alguien importante”, cuenta entre risas.

Durante las próximas semanas y hasta principios de diciembre, más de 45 mil pequeñas luces LED de colores empezarán a cubrir y rodear el árbol en un alambre de luces de unas 5 millas (8 kilómetros).

Como viene siendo tradición desde hace once años consecutivos, en lo más alto del árbol lucirá una estrella de Swarovski.“Vengo todos los años para ver el árbol instalado e iluminado y me fascina”, explica Lizeth, que es de Puerto Rico, porque el árbol supone “el comienzo de la Navidad y los días festivos para compartir con la familia”.

Una vez se enciendan las luces, el árbol se iluminará cada día de 5:30 am a 11:30 pm hasta el 7 de enero, con la excepción del día de Navidad, en que se mantendrá encendido todo el día, así como en Fin de Año, cuando dejará de estar iluminado a las 9 de la noche.

Con más de 80 años de tradición, la puesta en escena del pino en Rockefeller Center guarda decenas de anécdotas, como en 1949, cuando los organizadores pintaron de plata el árbol para que pareciera nevado.

Otra historia curiosa sucedió en 1942, cuando la plaza se llenó con tres grandes árboles de colores distintos: rojo, blanco y azul, para dar apoyo a las tropas que combatían en la Segunda Guerra Mundial.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*