Maduro: “Sabremos quién votó y quién no”

“Vamos a tener acceso al listado de personas que votaron”, dijo Nicolás Maduro luego de ejercer el voto este domingo en el precinto ubicado en la Unidad Educativa Miguel Antonio Caro, ubicada al oeste de Caracas.

Las palabras del mandatario echan por tierra la garantía de los procesos electorales de preservar la identidad de los ciudadanos en medio de las elecciones primarias del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en las que se observó una aparente tranquilidad y hubo poca afluencia a los centros de votación, a pesar de que los dirigentes del Gobierno dieron fe de un alto nivel de participación.

“Está quedando el registro electoral de todos los que votan”, apuntó Maduro. “En estos procesos tenemos esa ventaja: sabemos quién vota y quién no”, insistió.

Una mujer busca la mesa de votación donde ejercerá su derecho al voto en un colegio electoral del oeste Caracas. (EFE)

El gobernante explicó que esto forma parte del trabajo que está haciendo el partido en el poder con motivo de las elecciones parlamentarias fijadas para el 6 de diciembre.

Anunció que las listas con la identidad de los votantes servirá “para que los candidatos llamen a todos esos votantes que participaron en este primer paso, y organizar la gran victoria electoral el 6 de diciembre”.

Desde tempranas horas del domingo 28 de junio, los medios de locales informaban que el proceso electoral había comenzado pasadas las 8:00 de la mañana y las autoridades oficialistas de cada estado del país ofrecieron, por su parte, las incidencias.

Días previos a la jornada electoral, empleados públicos y sindicalistas denunciaron que estaban siendo amenazados con perder sus empleos si no participaban en los comicios.

Esta no es la primera vez que el partido de gobierno trata de coaccionar el voto de su militancia. Se cree que en esta oportunidad, las amenazas fueron más directas debido al temor del Gobierno de que las urnas electorales no tuvieran la participación necesaria para demostrar mayoría.

Candidatos impuestos

En plena rueda de prensa, Nicolás Maduro se refirió a la transparencia con la que se realizaron las postulaciones de los candidatos, tomando como ejemplo a un grupo de jóvenes que lo acompañó durante sus declaraciones.

“¿Quién los postuló?, ¿un dedo?, ¿un grupo secreto? -preguntó Maduro a los jóvenes-. Los postuló el pueblo. Más de 3.000 Unidades de Batalla Chavistas (UBCH). Son gente sencilla, común y corriente”, dijo al comparar el proceso con las elecciones de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en las que, según sus palabras, “el 92% de los candidatos fueron impuestos”.

Cilia Flores, su esposa, lo secundó al subrayar: “Todos nuestros candidatos tienen la legitimidad de haber sido postulados por las bases. Ahora van a tener, nada más y nada menos, que el apoyo del pueblo”.

Estas afirmaciones contrastan con las declaraciones del líder opositor Henrique Capriles Radonski, quien a través de su cuenta en Twitter aseguró que las elecciones del PSUV eran “una farsa”, de acuerdo con su afirmación de que los candidatos ya habían sido nombrados.

“¿Cuánto nos está costando a los venezolanos la farsa del partido oficialista? Hace rato se saben los candidatos”, escribió Capriles.

Las declaraciones de Capriles coinciden con noticias publicadas por la prensa local, en las que se detalla que la militancia del PSUV solo escogió al 52% de los candidatos al parlamento nacional. El otro 48% quedará en manos de la dirección nacional del partido oficialista.

La oposición venezolana ya escogió a sus candidatos en un proceso mixto que incluyó el consenso de los partidos y elecciones primarias. Sin embargo, se espera que la lista de postulantes se modifique luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) decidiera aprobar una ley, que obliga a los partidos a incluir a mujeres en por lo menos el 40% de sus candidaturas.

fuente:diariolasamericas.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*