Mexicana es elegida mejor alumna de su generación en City College

Nueva York

Es el día de graduación del City College of New York. Bajo el sol de un día de mayo, y frente a cientos de personas, Violeta Contreras recordó su primera clase de cálculo, cuando el profesor les dijo que sólo uno de cada cuatro estudiantes terminaría saliendo de la División de Ciencias de esta universidad. “Esto no fue lo más motivante de escuchar en mi segundo día de college, pero me inspiró a trabajar duro para asegurarme que sería parte de ese 25%”, dijo Violeta en el discurso de la graduación.

Pero Violeta Contreras no sólo lo logró, sino que terminó su universidad con un promedio de 3.99. Esto le valió ser la “valedictorian”, es decir, la mejor de su generación. “Yo no tuve una buena base de ciencias en la escuela en un principio, así que fue un desafío. Tuve que trabajar duro para mantenerme a la par con todos”, recuerda esta joven de 23 años, nacida en Michoacán, México.

Entre el público de la graduación por supuesto estuvieron sus padres, José Contreras, un cocinero en un country club, y María Ramírez, quien es dueña de casa. “Yo soy de la primera generación en ir a la universidad”, explica Violeta. También estaba entre los asistentes su mentor en la universidad, el científico Jonathan Levitt. “Me sentí muy orgulloso y afortunado de conocerla y que haya pasado por mi vida. Los profesores soñamos con una estudiante como ella”, dice Levitt.

En el City College, Violeta logró completar un bachiller en psicología y además un programa en biología, donde tuvo que compartir clases con alumnos de magíster y doctorado, a pesar de su juventud. “Ella era fácilmente igual o mejor que los estudiantes de posgrado”, explica Levitt. “Es excelente al entender y explicar ideas de manera concisa. Es, sin exagerar, una de las mejores estudiantes que he tenido”.

Ahora, Violeta espera postular a la escuela de Medicina, donde quiere hacer investigación en neurología y continuar en el camino que comenzó cuando estaba en 11° grado, en la escuela, y un profesor le enseñó de manera entretenida sobre el sistema nervioso y el cerebro. En el momento estará preparando las pruebas para postular a alguna universidad, probablemente en la costa este, pero mientras tanto aprovecha de darle un consejo a otros jóvenes latinos que quieran seguir su ejemplo. “Traten de buscar todo el apoyo que puedan. Yo tuve buenos consejeros, lo que fue muy importante, pero también mis amigos estuvieron muy presentes”, comenta Contreras. “Mis amigos tenían metas, trataban de que les fuera bien. La gente que te rodea, y siempre seguir tratando, son cosas muy importantes”.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*