Ocho mexicanos habrían muerto en Egipto

México

Las autoridades mexicanas luchan aún por confirmar la identidad de seis cuerpos de connacionales que habrían muerto durante un ataque de las fuerzas de seguridad de Egipto en el Oasis Bahariya, en una zona turística ubicada a 300 kilómetros de El Cairo. Dos de los muertos ya fueron plenamente corroborados: María de Lourdes Fernández Rubio y Luis Barajas Fernández.

“Para las seis personas restantes, el personal de la embajada en Egipto está viendo cómo identificarlos en la morgue”, dijo Carlos de Icaza, subsecretario de Relaciones Exteriores en entrevista televisiva luego de que el Ministerio Público confirmó el fallecimiento de ocho de los 14 mexicanos que paseaban por el desierto occidental.

El nombre de José Bejarano Rangel, de 41 años, saltó como una de las primeras victímas a través de su hermana Gabriela Bejarano, pero falta la confirmación oficial.

Información difundida por el diario mexicano El Mañana, las personas ya identificadas son una pareja oriunda de Tampico, Tamaulipas, y se encontraban de paseo el pasado domingo por un “viaje a través de millas y millas de dunas doradas” tal y como lo promovía la Autoridad Egipcia de Turismo a la región “de asombrosas formaciones rocosas” y “preciosos oasis”.

Mexicanos en Egipto

El portavoz del ministerio egipcio, Rasha Azazi explicó desde las primeras horas del ataque aéreo que “fue un error” porque los turistas mexicanos estaban en el área de operaciones en la que se realizaba un operativo conjunto entre el ejército y fuerzas policiales contra presuntos terroristas y la agencia de viajes no informó de la presencia de los paseantes.

En contraparte, la compañía organizadora sostiene que sí pidió permiso.

Ante tal confusión, la canciller mexicana Claudia Ruiz Massieu, viajó desde anoche a Egipto con dos objetivos, según sus propias palabras: acompañar a los familiares para exigir justicia y lograr la repatriación y obtener información de primera mano que ayude a aclarar el “deplorable” acontecimiento que ha costado la vida a “inocentes”.

Desde el Senado, la legisladora Gabriela Cuevas, de la Comisión de Relaciones Exteriores solicitaron al gobierno mexicano enviar una “nota de protesta” y no sólo “una nota diplomática” por los hechos.

fuente:eldiariony.com

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*