Ordenarán pago de horas extra a 5 millones de trabajadores más en 2016

Washington

Consciente de que el dinero no alcanza para muchos trabajadores, la Administración Obama anunció este martes un nuevo reglamento que a partir de 2016 ampliará el techo salarial para el pago de horas extra a cerca de cinco millones de trabajadores, que las empresas deberán cumplir so pena de sanciones.

El presidente Barack Obama venderá los beneficios del nuevo reglamento durante una visita a Wisconsin el jueves próximo pero, desde hoy, funcionarios de alto rango de su gobierno indicaron que es una medida en la que ganan tanto los empleados como las empresas.Bajo los reglamentos actuales, los trabajadores a tiempo completo y que ganan menos de $23,660 al año, o $455 la semana, tienen garantizado el pago de horas extra – a tiempo y medio- más allá de las 40 horas semanales.Con el nuevo reglamento, que será sometido a un período de comentarios públicos e implementado en 2016, ese techo salarial se incrementará a $50,440, o $970 la semana.Eso, según cálculos del secretario del Trabajo, Tom Pérez, se traducirá a unos $1,300 millones adicionales en los bolsillos de los trabajadores en casi todos los sectores de la economía, principalmente en los de turismo, hotelería, restaurantes y tiendas de ventas al por menor.

De los cerca de cinco millones de trabajadores adicionales que se beneficiarán del reglamento, el 56% son mujeres y el 53% tiene licenciatura o posgrado de universidades, según una hoja de trabajo de la Casa Blanca.De entre los estados con mayor concentración hispana, el reglamento beneficiará a unos 420,000 trabajadores en California; 400,000 en Texas; 290,000 en Nueva York; 130,000 en Nueva Jersey, y 370,000 en Florida.Grupos como la federación sindical AFL-CIO y el progresista “National Employment Law Project, aplaudieron la medida por considerar que ayudará a paliar la erosión del poder adquisitivo de los trabajadores y a mejorar sus condiciones de vida.Como adelanto de su discurso en Wisconsin, Obama dijo en un artículo de opinión publicado en el Huffington Post que el reglamento “es bueno para los trabajadores que quieren un pago justo, y es bueno para los dueños de negocios, que ya les pagan lo que ellos merecen”, pero sufren desventajas por las empresas que no lo hacen.Un trabajo bien compensado yace “en el corazón de lo que significa la clase media en EEUU”, aseguró Obama, quien en los 18 meses que le restan en el poder quiere cimentar un legado de defensa de los trabajadores y la clase media.

La ira del empresariado

Pero el reglamento desató la ira de los republicanos en el Congreso y del empresariado por alto coste laboral de la medida, incluyendo la Federación Nacional de Minoristas. Algunos detractores no descartan acciones legales.

Randy Johnson, vicepresidente de la Cámara de Comercio dijo que el reglamento demuestra que la Administración “está completamente divorciada de la realidad y añadiendo a la carga de los empleadores, esperando que simplemente absorban el impacto”.La Federación Nacional de Negocios Independientes dijo que la medida golpeará especialmente fuerte a los restaurantes y minoristas y a otros negocios en zonas del país con un bajo costo de vida, y muchas empresas se verán forzadas a limitar horas y eliminar puestos para ahorrar gastos.En las redes sociales, abundaban advertencias de que el experimento “socialista” fracasó en Grecia, y el mismo destino de crisis podría enfrentar Estados Unidos.

fuente.eldiariony.com
Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*