Piden extensión de beneficios fiscales para familias trabajadoras

Nueva York- Son siglas complicadas en un tema complicado, como son los impuestos, pero la verdad es que el EITC y el CTC ayudan a 755,000 familias y 1.5 millones de niños en Nueva York. El Crédito Tributario de Ingresos Ganados y el Crédito Tributario de Niños son un apoyo para muchas familias de bajos ingresos en la ciudad, pero éstos se podrían acabar en 2017. Por eso, varios líderes locales llamaron el lunes a que éstos sean renovados e incluso hechos permanentes.

“El EITC y el CTC entregan apoyo vital a millones de esforzados y trabajadores estadounidenses. Cuando nos acercamos al acuerdo por la extensión de impuestos, lo importante es que debemos hacer permanentes estos programas fundamentales, que hacen tanto por mejorar las oportunidades económicas”, dijo el senador Charles Schumer.

Ambos beneficios descuentan impuestos o incluso pueden generar reembolsos, a la hora de hacer la declaración tributaria. En el caso del EITC es para familias de ingresos bajos y medios, pero no es necesario tener hijos. Por su parte, el CTC es exclusivo para familias con hijos y puede permitir acceder a hasta $1,000 en beneficios por cada hijo, dependiendo de los ingresos. Una familia puede optar a ambas ventajas tributarias.

De acuerdo Schumer, si este beneficio no se renueva, más de un millón de familias podría caer en la pobreza. “Por eso llamo a mis colegas en el Congreso a que actúen y se aseguren de que las provisiones de estos dos beneficios sean hechas permanentes”, dijo el senador.

Instituciones de ayuda a la comunidad, como el Comité para los Niños y Familias Hispanas, también apoyaron esta extensión. De acuerdo a Grace Bonilla, presidenta de la institución, estas ayudas tributarias benefician especialmente a los latinos. “Debilitar incentivos vitales como el EITC y el CTC es el equivalente a abandonar a las familias que están tratando de hacer el mejor trabajo posible, proveer para sus seres queridos y salir fuera de la pobreza”, comentó Bonilla. “Este no es el momento para retroceder. Nuestras familias y comunidades no pueden permitirse esto y han trabajado duro para lograrlo”.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Federación de Agencias de Bienestar Protestantescomentó que esta ha sido una medida económica probada. “Sabemos que el EITC es una política antipobreza que ha demostrado su efectividad a la hora de ayudar a reducir la pobreza drásticamente en la ciudad de Nueva York”, dijo Jennifer Jones Austin. “Llamamos a los miembros del congreso a apoyar esta vital política de apoyo al trabajo”.

¿Qué son el EITC y el CTC?

Ambos son beneficios tributarios, pensados para familias de ingresos bajos y, en algunos casos, medios. La mejor manera de acceder a ellos es consultarlo con un experto en impuestos, pero es importante hacerlo, ya que permiten ahorrar en este tema e incluso podrían dar reembolsos. Para el CTC es necesario tener hijos menores de 17 años, ser residente o ciudadano y que estos niños dependan de quien declare impuestos. Para el EITC no necesariamente se debe tener hijos, pero debe cumplirse con ciertos niveles de ingreso. Ambos beneficios no son excluyentes.

“Si estas reglas no son renovadas, alrededor de 500,000 niños, 30,000 veteranos y 1.1 millones de neoyorquinos en dificultades profundizarán su nivel de pobreza, lo que es inaceptable”, dijo Ron Deutsch, director ejecutivo del Instituto de Política Fiscal.

Debate en Washington

No sólo estos impuestos podrían vencer, sino también los beneficios que existen para empresas. Por esto, un grupo de negociadores de ambos partidos está trabajando para llegar a un acuerdo al respecto. De acuerdo a diversos medios de comunicación, miembros de los equipos de senadores y representantes estuvieron en conversaciones durante el receso de Acción de Gracias. Se estima que un paquete preliminar costaría alrededor de $700,000 millones durante la próxima década. “Estamos trabajando en esto y lo lograremos resolver”, dijo el senador Orrin Hatch (R-Utah), quien preside el comité de finanzas en el Senado.

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*