Se defienden los carniceros del informe OMS

Desde distintas partes del mundo, la industria de la carne condenó el reporte de la Organización Mundial de la Salud que clasifica la carne procesada como causante de cáncer y advierte de potenciales riesgos de las carnes rojas.

Según CNN, las conclusiones fueron catalogadas como el Instituto Norteamericano de Carne dijo que la conclusión es una “extralimitación” que “desafía tanto el sentido común y numerosos estudios no muestran relación entre la carne y el cáncer”.

Mientras, la Asociación Nacional de Ganaderos Vacunos de Estados Unidos divulgó un comunicado citando a varios científicos que se distanciaron de los hallazgos de la OMS y plantean que el cáncer es muy complejo para que sea culpada una sola causa, como la carne.

Asimismo, Hormel, uno de las compañías de procesamiento de carne más importantes de la industria, dijo que el reporte ignora los beneficios en la salud de la carne, señalando que “los muy importantes nutrientes en la carne pesan más que un riesgo teórico de la misma”.

Mientras, la Agencia EFE reportó que carniceros de Uruguay, donde se registra una de las mayores cifras de consumo de carne per cápita del mundo, defendieron hoy el modo “natural” de criar al ganado en el país, frente a la alerta de la OMS.

“Lo que decimos como vendedores de carne es que todos los estudios que se han hecho de la carne se han hecho en Estados Unidos o países del primer mundo, con carnes de ellos. No hay estudios con carnes de América Latina”, expresó a Efe el presidente de la Unión de Vendedores de Carne, Hebert Falero.

En este sentido, señaló que la carne que está producida en Estados Unidos “casi toda” se cría en corral, bajo techo, en condiciones que no son naturales, mientras que la de Uruguay, dice, es criada a cielo abierto, totalmente natural, sin suministros de hormonas.

Sin embargo, Falero remarcó que con eso no quiere decir que la carne uruguaya no favorezca el cáncer y la otra sí, aunque añadió un ejemplo.

“Si vamos al campo hace muchos años la gente del campo comía casi pura y exclusivamente carne ovina y bovina y vivía muchísimos años sin problemas”, señaló.

La OMS alertó hoy que comer carne procesada como salchichas, embutidos o preparaciones en conserva es carcinógeno para los humanos, mientras que consumir carne roja “probablemente” también lo es.

El estudio, realizado por su Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), reunió a un equipo de 22 expertos de diez países que vieron una “evidencia suficiente” de que el consumo de carne procesada provoca cáncer colorrectal.

Con respecto de la carne roja, se constató una “evidencia limitada” de que ese tipo de alimento puede provocar cáncer, en concreto colorrectal, de páncreas y de próstata, pero una fuerte “evidencia mecanicista” que sostiene un efecto carcinógeno.

“Tenemos que destacar que la carne de Uruguay básicamente la mayor cantidad que se consume es de campo natural, que sin duda es mucho más sana que lo que puede ser en países donde la carne es criada básicamente a corral”, añadió a Efe por su parte Germán Möller, directivo de la Asociación Nacional De Carniceros.

En su opinión, la carne en sí comiéndola en una forma natural es un producto “muy noble”.

“Me gustaría saber si realmente lo han hecho (el informe de la OMS) con estudios de carne de acá, criada a cielo abierto, animal que come pasto y que no le dan hormonas”, remarcó Falero, para añadir que “si confirman” que fue hecho con carne uruguaya o argentina, o de países que la cría igual, “entonces ahí podría dar la razón”.

El tradicional asado es una de la mayores costumbres uruguayas, y es habitual que cada fin de semana familias enteras se reúnan en torno a una parrilla en la que cocinan distintos tipos de corte de carne vacuna, salchichas, chorizos o morcillas.

El país tiene en el sector agropecuario y en la exportación de productos cárnicos una de sus mayores fuentes de ingresos.

Los cánceres de pulmón, colorrectal, mama y próstata son los que presentan los mayores índices de mortalidad en Uruguay.

Compartir...

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*